Como mamás, una de las cosas que más valoramos es el tiempo.

¿A quién no le gustaría tener más tiempo disponible? A todo mundo! Pero a veces no logramos ver de dónde sacar siquiera unos  minutos  adicionales para alcanzar a hacer todo lo que anhelamos: desde el cuidado personal hasta jugar más con nuestros hijos.

Por eso, hoy te voy a dar 5 tips que te ayudarán aprovecharlo mejor: a hacer que te rinda y que seas más productiva…

¡Incluso a permitirte tener tiempo para ti misma, que es lo que siempre dejamos al final y terminamos por eliminar de la lista!

Tal vez te estarás preguntando si esto funcionará. Y no puedo garantizarlo, porque todo depende de que lo apliques y cómo lo hagas. Lo que sí puedo decirte es que son cosas que yo misma he puesto en práctica y me ayudan a que mi tiempo rinda mucho más. 

¿Quieres conocerlos?

Pues aquí los tienes:

1. Planeación y estrategia.

Quizá te suene muy “empresarial”, pero es verdad que siempre antes de actuar necesitamos planear.

La planeación te ayudará a tener claro hacia dónde vas y qué es lo que quieres.

Planear te permite tener enfoque; el enfoque te ayuda a evitar pérdidas de tiempo.

Sí pero… ¿cómo lo hago?

Primero ten muy claras tus prioridades: qué es aquello que quieres (o necesitas) hacer sí o sí en este día, en esta semana, en este mes…

Escríbelas en un calendario, un planeador o una agenda, y revísalas siempre al iniciar el día para que recuerdes en qué vas a concentrarte hoy.

Luego puedes determinar cuáles son las actividades que podrías hacer, pero que no pasa nada si te llevan un poquito más de tiempo.

2. Enfoque. 

Una vez que tengas tus actividades priorizadas, enfócate en realizar primero esas que tienen la mayor jerarquía.

Asegúrate de completar en ese día, en esa semana, en ese mes esto que habías establecido, sea algo que te guste o no, y entonces, solo entonces, comienzas con el resto de actividades.

¡Importante! Un punto crucial de tener un buen enfoque en tus tareas es que establezcas un límite de tiempo a tus actividades prioritarias ¡Aunque sean tareas que no te agraden del todo!

¿Sabías que…

…Una de las mejores técnicas para ahorrar tiempo es hacer primero lo que no nos gusta?

Hay muchos distractores que pueden “robarte” la concentración, sobre todo si se trata de asuntos que no te agrada del todo hacer.

A mí, por ejemplo, me encanta cocinar pero algo que no me gusta del trabajo de casa es limpiar la cocina. Respecto a mi negocio, la contabilidad es mi factor no motivador.

Por supuesto si tienes la posibilidad, también puedes pagarle a alguien por que realice eso que no te gusta y así tú puedas enfocarte a lo que disfrutas 😀

Y a ti, ¿qué es lo que menos te gusta hacer?

3. Anticipación.

Ganar tiempo es todo un arte. Y uno de los mejores tips para lograrlo es la anticipación: “Mujer prevenida vale por dos” me dice siempre mi madre, y tiene mucha razón.

Tener ya previsto qué ropa se va a utilizar al día siguiente, para ti y si aún son muy chiquitos también para tus peques, te evitará mucho tiempo perdido.

Por las mañanas generalmente estarás más apurada. Y si justo en medio de esa apuración comienzas a buscar qué sería lo apropiado, de acuerdo a los compromisos del día, te va a quitar mucho tiempo.

Otra fuente de tiempo valioso está en las comidas:

Si haces una planeación semanal de los alimentos que vas a preparar para cada día, puedes hacer tus compras de una sola vez y llevar todo lo necesario. Incluso –si te gusta esa modalidad- puedes hacer tus compras por internet y eso te evitará al menos una hora de ir a hacerlo tú misma.

Una vez que sabes cuáles son las  comidas que vas a preparar, puedes usar tu creatividad para ir ganando tiempo.

Por ejemplo: puedes separar los vegetales por raciones y dejarlos ya limpios para que cada día que vayas a prepararlos simplemente los saques, los cortes y los prepares.

 ¿Qué otros aspectos del día a día puedes anticipar para ganar tiempo?

4. Cuidar de ti misma.

Podría parecer una pérdida de tiempo, pero no lo es. De hecho, enfocarte siempre primero a los asuntos de todos los demás y dejarte para el final, puede resultar contraproducente.

Si vas descuidando tu salud, tu alimentación, tu tranquilidad, tu estabilidad emocional, tu equilibrio, por dar el 101% a tus peques, a tu pareja, tu familia, tus amigas… después serás tú quien requiera de su atención y cuidados.

¿O no crees que vaya a implicarte invertir más tiempo acudir con frecuencia a citas médicas, estudios, tratamientos y terapias, que el que puede implicar acudir a una revisión anual, hacer algo de ejercicio todos los días y cuidar tu alimentación?

Por ello, el autocuidado es una excelente forma de aprovechar el tiempo, sobre todo con miras al mediano y largo plazo.

mujer con tenedor en la mesa delantera

5. Saber decir: “NO”.

Aunque no lo creas, esta es una práctica (no muy practicada) que ahorra muchísimo tiempo!

Saber decir “No” es una de las cosas que más cuestan, sobre todo porque podría parecer una descortesía el no acceder siempre a lo que los demás esperan de ti.

Sin embargo, muchas veces los demás tienen altísimas expectativas: incluso conozco personas que se comprometen por los demás. Si permites eso, serás quien sufra las consecuencias.

Por ejemplo: hay personas que simplemente por el hecho de que estás en casa con tu peque, pueden tratar de disponer de tu tiempo, pedirte que hagas cosas por ellos, llegar de sin avisar a tu casa, etcétera.

Tal vez tú tenías algo programado en ese momento (sí, puede ser tomar una siesta, hacer ejercicio o leer un rato) y entonces no te queda otra que recibirlos…

Es cierto que todo dependerá de tus preferencias, usos y costumbres: no me refiero a que digas a todo que no, o a que no recibas a nadie.  Más bien lo que digo es que puedes pedir con claridad y amabilidad a tu familia, a la familia de tu pareja, a tus amistades, que respeten ciertos horarios.

Y con respecto a los compromisos que puedan tratar de imponerte, dependiendo de la situación valorarás si vas a decir un rotundo “No”, o bien un “Sí, pero…”. Esto es: que puedas ayudar pero bajo ciertas condiciones, en cierto momento y consultándote con anticipación.

Esto realmente te permitirá el que no estés teniendo muchas interrupciones para hacer las cosas que tú has marcado como prioridades.

 

Como ves, contar con más tiempo tiene que ver mucho con creatividad y organización: “Sirve al orden y el orden te servirá a ti”.

 

Si aún no lo intentas, has la prueba: verás que con convicción, determinación y un poquito de cambio en tu día a día, lograrás grandes cosas.

 

Cuéntame si te han ayudado estos tips a hacer rendir mejor tu tiempo ¡Me encantará leer tus comentarios!

Suscríbete a mi lista y obtén DOS regalos

Recibe en tu email mis dos regalos para tí:

1. Mi guía "Lactancia Materna, fuente de Vida y Amor"

2. Calendario imprimible para el primer mes de alimentación complementaria

Gracias por unirte a nuesta comunidad. Tus regalos están en tu email